top of page

5 razones de por qué se incrementa la libido en Navidad

A fin de año convergen varias condiciones que permean nuestra actitud, lo que puede incrementar la disposición para tener relaciones sexuales.



¿Alguna vez te has preguntado porque nacen tantos bebés en septiembre? La respuesta es que muchos fueron concebidos en el calor de las festividades de fin de año, porque las personas tienen una mayor apertura al placer.


Como ya hemos dicho en otras publicaciones: el deseo sexual es un desencadenante que surge, debido a estímulos internos y/o externos que llevan a la persona a mostrarse receptivas a las experiencias eróticas o a propiciarlas. En Navidad varias condiciones externas permean nuestra actitud, lo que puede incrementar la disposición para tener relaciones sexuales.


Mejor estado de ánimo: Cuando hay estrés, ansiedad o irritabilidad se afecta el apetito sexual, pero en estas fechas muchas personas deciden poner en pausa sus problemas, se perciben más felices de lo usual y ven la vida desde el agradecimiento, además el ambiente se presta para reforzar los vínculos afectivos.


Más tiempo libre: Mucha gente sale de vacaciones y/o se va de viaje, al desconectarse del trabajo, la cotidianidad y del corre-corre diario, su mente y cuerpo deja de estar en ‘modo supervivencia’, así que entran en un estado de relajación lo cual favorece el deseo sexual.


Mejor imagen personal: Hay un esfuerzo por verse bien y por ende se cuida mucho la apariencia física, desde vestidos brillantes, maquillaje de fiesta y mucha colonia, lo que facilita la seducción. Por una parte, estimula ver a la pareja bien arreglada y por el otro lado, la libido de la persona se activa cuando se siente deseada por su compañer@.


Mayor consumo de alcohol: este ayuda a que las personas vivan el momento, se relajen y se desinhiban, sin embargo, cuando se consume en exceso deja de ser un aliado para convertirse en enemigo, pues afecta de manera negativa el sistema nervioso central produciendo dificultades en la erección y sequedad vaginal.


Más receptividad al erotismo:  la gente se encuentra más dispuesta a probar experiencias placenteras desde lo sensorial, es decir, juegos eróticos, por lo que hay más besos y caricias. También se ha normalizado dar regalos sexuales, como lubricantes y aceites para masajes.

 

Por supuesto que cada persona experimenta la navidad y las fiestas de fin de año de una manera diferente, no todo el mundo la ve con alegría, pues habrá quienes se sientan tristes y nostálgicos, lo cual también es comprensible. En el caso de las personas que disfrutan mucho las celebraciones, los encuentros y el hedonismo predominante, tendrán una oportunidad y apertura para diferentes placeres entre ellos el sexual.


Valeria DeBotas


📕Si deseas seguir aprendiendo de sexualidad y crecer a nivel erótico adquiere mi libro Sexpodérate

Valeria cuadrado.jpg

Hola, ¡gracias por leerme!

Si deseas conversar conmigo o sugerir más temas para el blog, escríbeme en mi cuenta de Instagram

Recibe todas
las entradas.

¡Gracias por tu mensaje!

  • Instagram
  • Facebook
  • Twitter
  • Spotify
  • Spotify
bottom of page