top of page

¿Qué es el BDSM?

Que el susodicho te sujete con unas esposas de peluche rosado y te vende los ojos con una corbata gris, no te hacen sumisa. Y mucho menos te conviertes en Domina porque compraste el kit erótico que incluía corsé de látex, antifaz y látigo, sin embargo puedes pasarla de maravilla por el simple hecho de atreverte a probar cosas nuevas.


BDSM significa: Bondage, Disciplina y Dominación; sumisión y Sadismo; y Masoquismo.


Aunque el término se consolidó en la década de los noventas, lo cierto es que este conjunto de prácticas lleva siglos realizándose, es todo un mundo, una subcultura con una llamativa estética visual, y que desde sus inicios ha generado opiniones encontradas por su concepto que puede ser tan atrayente como perturbador.


Podemos decir que la trilogía de las cincuentas sombras lo puso de moda, pero en su versión Hello Kitty como dice mi amiga María Pasión, porque no refleja toda su profundidad, pero se le abona que inspiró a bastantes féminas a fantasear y liberarse un poco.


Ahondar en el BDSM me llevaría a escribir un libro completo, así que por ahora solo daré algunos tips básicos para que las interesadas en sumergirse en este mundo, se les pique el gusanito y luego busquen más información acerca del tema, que a propósito, es tan excitante que se volvió top en las fantasías eróticas.


Bondaje y Disciplina: En esta se inmoviliza a una persona con fines eróticos y rituales, quien ejerce el rol dominante siente placer por controlar la situación y por desplegar la disciplina a través de variados castigos, en cambio la persona que ejerce el rol pasivo disfruta cederle el control al otro, se excita con la presión de las sogas, lazos, esposas o cualquier elemento utilizado para sujetar su cuerpo indefenso.


Dominación y Sumisión: En esta práctica, la persona que hace el papel de sumis@ obedece las órdenes que su am@ le dé y por ende permite que este ejerza su poder con insultos, azotes, nalgadas, entre otras acciones. De forma previa dichas personas conversan y llegan a acuerdos de lo desean y de lo que les genera mayor excitación, todo es consensuado.


Sadismo y Masoquismo: Inspirados en el Marqués de Sade, nace la palabra Sadismo que describiría a aquellas personas que disfrutan infringiendo el dolor, en cambio, el término masoquismo seria lo opuesto, es decir aquellas personas que sienten placer al ser lastimadas, y su nombre viene del escritor Leopold Von Sacher-Masoch.


Switch: Se refiere a aquellas personas todo terreno que dependiendo de la ocasión pueden ejercer ambos papeles, ya sea de mando o docilidad.


Los roles no tienen que ver con el sexo y/o género, pues una mujer puede ser la dominante y el tipo volverse el sumiso, o viceversa, el hombre puede montarse en la película del amo y la mujer adoptar el rol de sumisa, además esta práctica se fortaleció en la comunidad LGBTIQ… Por ende, cada quien interpretará el rol de su preferencia, indiferente de si tiene pene o vulva..


Accesorios y estética: En el bondaje se utilizan cuerdas, cadenas y demás artículos para amordazar. En la dominación y sumisión se manejan vestuarios especiales en látex o cuero, máscaras, collares, botas altas, similar a lo usan muchas cantantes en sus show musicales, que han tomado ciertos elementos del BDSM y los han popularizado. En el caso del sadismo y el masoquismo se tienen objetos que ayudan a generar la mezcla de placer y dolor, como los látigos, spank sticks o fustas.


En los intercambios eróticos de poder, puede que haya coito, como puede que no, a veces solo hay estimulación en los genitales o nada más se ejecuta la parte ritual.


El BDSM debe ser SSC, es decir seguro, sensato y consensuado. En estas prácticas se utiliza una palabra de seguridad, es un código en el que la persona sumisa le da a entender al dominante que debe parar porque ya no se siente a gusto.


A pesar de lo que pueda creerse, de lo freak o exótico que parece, el BDSM es una práctica de sexualidad alternativa que se establece desde el respeto y en la que se requiere del beneplácito de todas las partes. Aquí las personas implicadas suelen disfrutar mucho de estos juegos, los cuales sería interesante probar alguna vez en la vida.


Valeria DeBotas


📕Si deseas seguir aprendiendo de sexualidad y crecer a nivel erótico adquiere mi libro Sexpodérate


Conoce nuestros cursos online de Sexualidad, hazlos a tu ritmo. Toda la información aquí




Valeria cuadrado.jpg

Hola, ¡gracias por leerme!

Si deseas conversar conmigo o sugerir más temas para el blog, escríbeme en mi cuenta de Instagram

Recibe todas
las entradas.

¡Gracias por tu mensaje!

  • Instagram
  • Facebook
  • Twitter
  • Spotify
  • Spotify
bottom of page